10 pasos para una operación bikini exitosa

¿Qué es la operación bikini?

Como su propio nombre indica, la operación bikini comprende un conjunto de tácticas o técnicas con un solo objetivo: adelgazar y perder peso para poder lucir un cuerpo más bonito durante las vacaciones de verano.

Es común que muchas de estas personas tiendan a seguir una dieta restrictiva no elaborada por un dietista especializado, lo que en definitiva se traduce por un lado en que pierden peso de manera muy rápida (lo que es peligroso para la salud, y además favorece el temido efecto rebote), y a su vez se producen desequilibrios nutricionales importantes porque tienden a eliminar de la dieta alimentos sanos y saludables.

La clave, por tanto, además de seguir una dieta sana y baja en calorías (eliminando alimentos grasos y formas de cocción malsanas como las frituras, la comida basura, dulces y bollería industrial, salsas muy condimentadas…) es practicar ejercicio físico de manera regular y –a ser posible- cada día. y el más natural es caminar de una a dos horas mínimo… y ser conscientes de una alimentación sana y equilibrada.

1.-Empieza el día saludable y delgado

¡No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy! Para respetar este dicho, algunos planes de dieta sugieren empezar desde la mañana. Si comienzas el día con un desayuno abundante y saludable o un paseo al trabajo, tu metabolismo se pone en marcha y es más fácil mantener los buenos hábitos durante más tiempo.

2.-No permitas que los pequeños pecados se conviertan en grandes pecados

La comida es como con las mentiras: una mentirita blanca de vez en cuando, quizás hasta sea necesaria, ¡pero que no se vuelva un hábito y que no se vuelva grande! Habiendo dicho esto, sí, un puñado de ositos de goma, unas cuantas papas fritas o un trozo de chocolate no son el fin del mundo, pero no te comas el paquete entero ¡porque ahí la cosa se vuelve grave!

3.-Come de manera consciente

Come conscientemente y disfruta las comidas. Si comes de manera menos automática y saborear cada bocado, digieres mejor la comida y comes menos que si te sientas frente al televisor a comer sin reflexionar en todo lo que está entrando en tu boca.

4.-Fruta como aperitivo

Elige comer frutas como refrigerio, estas tienen menos calorías que otros snacks como el chocolate y la cerveza, ¡son la alternativa más saludable!

5.-Incluye proteínas en tu dieta

La proteína te mantiene lleno por un largo tiempo y favorece el desarrollo muscular, por lo que es recomendable comer frecuentemente alimentos ricos en proteínas, como el pescado o las legumbres.

6.-Toma agua, no refrescos

No basta con tomar 2 litros de agua al día, también debes abandonar los refrescos y bebidas demasiado azucaradas. ¡Adiós, querida Coca-Cola! Cambia este tipo de bebidas por agua y té, que no tienen calorías, así que no te harán engordar.

¡Cuidado con el alcohol! La cerveza, los cócteles y el vino tienen muchas calorías y dificultan quemar la grasa.

7.- Mucho sueño

Un sueño saludable y constante ayuda a mantener un peso más estable, así que si te despiertas mucho en la noche o duermes pocas horas, trata de tomar una infusión antes de dormir para que disfrutes de un sueño profundo y reparador.

8.- El semi-ayuno rebaja barriga

Cada vez más investigaciones demuestran que uno de los hábitos más beneficiosos a la hora de perder peso es cenar temprano y retrasar un poco el desayuno.

Si no existe ninguna contraindicación en esto último, alargar las horas que pasas sin comer –la mayor parte las pasas durmiendo– favorece en gran medida la pérdida de peso, también en la zona abdominal.

  • ¿Cómo hacerlo bien? Cena al estilo europeo (temprano y de forma ligera) e intenta que pasen al menos 12 horas hasta el desayuno.

9.- Salsas 0%

Salsas tradicionales en versiones más ligeras:

  • Sustituye la nata, o la mantequilla, por productos más ligeros (leche desnatada o evaporada, yogur, caldo…).
  • Aligera la mayonesa, por ejemplo, sustituyendo parte del aceite por caldo de verduras o leche para reducir las calorías.

Utiliza ajo, limón o vinagre, que son sanos y apenas suman calorías; y especias y hierbas para aportar aroma y sabor.

10.-Cocciones sanas

Papillote sin grasas: es de las técnicas que más recomendamos porque todo queda jugoso, sabroso… ¡y ligero! Puedes hacer verduras, pescados o carnes sin añadir grasa. Un truco para los alimentos proteicos queden más jugosos consiste en añadirles caldo vegetal antes de taparlos con papel sulfurado de horno.

Carnes ligeras y jugosas: si las cocinas en el horno, cúbrelas con alimentos que suelten agua (cebolla, tomate, champiñones…). El plato tendrá más nutrientes sin sumar apenas calorías.

RESUMEN…LOS PEQUEÑOS GESTOS QUE TE AYUDAN A ADELGAZAR

¡Come un 15% menos… para vivir un 20% más! Eso es lo que aconsejan muchos científicos que analizan cómo influye el peso en la esperanza de vida.

En la inmensa mayoría de los casos, la obesidad no se hereda sino que es el resultado de repetir costumbres que los expertos califican como obesogénicas, es decir, capaces de favorecer la obesidad.

La diferencia entre quienes consiguen librarse de unos kilos y aquellos que no lo logran está, la mayoría de veces, en hacer pequeños cambios… y repetirlos a diario, hasta que se conviertan en un hábito.

Pequeños consejos anti-kilos

Te hemos propuesto 10 trucos con cambios en tu alimentación y en tu forma de cocinar, con los que podrás notar como tu silueta se aligera. Además, a continuación, te damos varios consejos para que deshacerte de los kilos que te sobran sea mucho más fácil.

Cómo hacer una dieta que funcione de verdad

  • Si usas aceitera es muy posible que agregues el equivalente a 3 o 4 cucharadas de aceite a tus platos, lo cual estaría aumentando en más de 300 kcal ese –ligero– menú. Pero si te acostumbras a añadir ese condimento con un spray pulverizador logras llegar a todos los rincones con el equivalente a una sola cucharada (90 kcal).
  • Si alguna vez fríes, no trocees el alimento. Así, habrá menos superficie en contacto con el aceite y este penetrará en menor cantidad.
  • ¿Te gusta el pulpo? Pues no dudes en tomarlo. Es un alimento excepcional que te ayudará a perder peso: 85 gramos suman solo 150 kcal… ¡Y menos de 2 g de grasa! Sus proteínas te mantendrán saciada durante horas.
  • Jamás tomes un plato soso. Ten por seguro que, si eso ocurre, tu cerebro se desquitará más tarde pidiéndote algo sabroso… y calórico. Cuidarte tiene que resultarte placentero. Experimenta con especias y hierbas aromáticas.
  • Escribe tu propio diario de «pecados» cuando te saltes la dieta
  • No duermas menos de 7 horas. ¿Por qué? Pues porque si duermes poco… comes mucho. ¡Está comprobado!
  • Micro-gimnasia que ayuda: con pequeños gestos como meter el abdomen o apretar los glúteos de vez en cuando vas recordando a tu cuerpo y a tu mente que estás «en modo auto-cuidado» y que debe propiciar la pérdida de peso.
  • Ten tu propio diario de ‘pecados’ (más pan del habitual, un cruasán, demasiadas galletas, un bollo extracalórico…). Si eres consciente de esos ‘pecados’, tu mente, instintivamente, procurará no abusar de ellos.

ADELGAZAR

Por qué darte un capricho ayuda a seguir con la dieta

  • Los economistas americanos aconsejan pesarse cada día porque dicen que con ese recordatorio visual economizamos esfuerzos y nos volvemos más eficaces.
  • Aromatiza tu hogar con menta: ese olor rebaja la sensación de hambre.

Patrocinado: por www.CafeParaAdelgazar.com

Por planetasano